Punta Lourde-Rocheblave (3.104 mts.)

Punta Lourde-Rocheblave (3.104 mts.)
25 de Julio del 2008

12 julio 2012

La cordada de los setenta

Ciertamente esta vez, no se trata de describir una ruta de montaña. Se trata más bien de recorrer un itinerario de afecto, respeto, solidaridad y complicidad, con la cordada que llamamos “familia”. Caminar por la montaña es un placer en si mismo que, por lo tanto, se puede experimentar en soledad. Pero que se incrementa de forma notable, si se disfruta del mismo en compañía de otros. Especialmente si a esos compañeros te ata algo más profundo, especial y eterno, que la típica cuerda que usamos los montañeros, por motivos de seguridad.
El domingo día 8 cumplí setenta años ¡¡setenta tacos, que barbaridad!! y los míos, por sorpresa, y para celebrarlo, me organizaron un precioso paseo montañero, por la zona de Valldemossa, por las Ermites Velles. La cordada la compusimos los abuelos (Marita y yo) los hijos (Sarah, Raquel y David) los yernos (Marcelo y Javier) la nuera (Eulalia) y las nietas (Norah, Maria, Alba y Emma). Era la primera vez, y espero que no la última, en que todos, todos juntos, nos encontramos en la montaña.
En resumen una jornada maravillosa, un día inolvidable.
Palma. Ca’n Pastilla a 8 de Julio del 2012.



Ca Madó Pilla. Hotel El Encinar
La "cordada" se prepara
Cabeza de la cordada
La cola de la misma
Seguimos subiendo
La pequeña, Emma, aún camina por si misma.
Mirador de la Ermita de la Trinitat. Valldemossa
De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Eulalia, yo, Marcelo, David, Maria, Marita, Norah, Raquel, Emma, Sarah, Alba y Javier.
Sarah y Marcelo
Norah y Alba
Disfrutando de las vistas desde el mirador
La feliz abuela, Marita
Las cuatro nietas: Maria, Alba, Emma y Norah
Bajando desde las Ermites Velles. La pequeña ya no camina por si misma.
Mirador des Pla de s'Ullastre (I)
Mirador des Pla de s'Ullastre (II)
Un primer plano del "Petardo", Emma
Norah practica la escalada
Alba y Maria también
Reanudamos la marcha
Mirador des Tudons. Sa Foradada y Son Marroig al fondo
Mirador des Tudons (II)

Palma. Ca'n Pastilla a 12 de Julio del 2012.

20 comentarios:

arni dijo...

I com deim es mallorquins: i que no es guapo això

pmmp dijo...

Aunque ya te felicité, vuelvo a hacerlo nuevamente Emilio, por tu 70 cumpleaños.

Que regalo tan bonito! Poder compartir este día tan especial en familia y en la montaña.

Que cumplas muchos más y en tan agradable compañia. Seguro que serás un gran maestro montañero para las más pequeñas de la familia.

Un fuerte abrazo.

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Gracias Arnau.
Y sí, creo que es muy guapo això, guapísimo.
Un abrazo,

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Mil gracias Pedro.
Realmente creo que fue el regalo más bonito que podían hacerme. Una jornada de montaña inolvidable.
Ya veremos por donde tiran las pequeñas. De momento a la mayor Norah, le encanta encaramarse por las rocas. Le he dicho a sus padres, que la apunten a un cursillo de iniciación a la escalada. A ver si ella aprende a escalar de joven, cosa que no hizo su abuelo, y siempre se ha arrepentido.
Un abrazo,

FTer dijo...

Hey Emilio!!!

Felicidades por esa carga de años, ¡setenta! Deu n'hi do. Bueno, parece que todavía te queda cuerda para rato, en octubre nos tomaremos unas jarras a nuestra salud.
¡Je, je! Estás hecho todo un abuelo, hay alguna foto que se te cae la baba...

Un fuerte abrazo.

Joan Riera Bordoi dijo...

Benvolgut Emilio, hi ha res millor que compartir la muntanya amb els amics, idò sí, compartir-la amb la família. El millor regal d'aniversari per un muntanyer com vostè.
Molts d'anys i bons Emilio.
Una abraçada.

Antonio Sureda dijo...

Esto son cordadas Emilio, lo demás son cuentos!! Enhorabuena a todo el grupo por tan acertado regalo, y como no un efusivo abrazo para ti, por ser como eres, muchos seguro que firmábamos ahora mismo que a tus tacos tuviéramos la misma agilidad y juventud que tu desparramas.

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Hola Patxi:
Como siempre será un auténtico placer, compartir contigo unas buenas jarras de cerveza, mientras hablasmos de montaña, de Tramuntana o de los Pirineos.
Vaya, parece que no puedo disimular mi orgullo, cuando hablo o contemplo a mis hijos y/o mis nietas.
Un abrazo,

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Hola Joan:
Mil gracias por tus comentarios.
Y sí, no lo voy a negar, me encanta compartir la montaña con los buenos amigos, y con mi familia.
Un afectuoso abrazo,

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Hola Toni:
Como siempre eres un tipo muy amable. Y un amigo muy querido por mí.
Un fuerte abrazo con todo mi efecto,

Bergant dijo...

Vaya regalo que te han hecho. No podía ser mejor. Yo también quiero un obsequio como este a su debido tiempo.
Enhorabuena por esta familia y
MOLTS D´ANYS!

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Mil gracias Miquel.
Seguro que a ti harán muchos regalos como éste o mejores.
Pero hay que tener paciencia. Yo he tenido que esperar 70 años.
Un fuerte abrazo,

Toni dijo...

Felicidades nuevamente Emilio y como bien dicen más arriba, vaya fantástico regalo para tu cumpleaños y lo más importante, junto a toda tu familia e iniciando a los más pequeños a eso que tanto disfrutamos y que no todo el mundo lo aprecia como es debido.

Un saludo, Toni Bestard.

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Muchas gracias Toni.
Ciertamente fue un regalo magnífico, creo que el mejor que podía recibir. Un día inolvidable.
Un afectuoso abrazo,

Anónimo dijo...

Hola Emilio, poca gente puede presumir de tener una cordada tan buena y tan querida.
Molts d'anys i que los aproveches como hasta hoy, a tope!!!
Salut i fins aviat!!!

Tomàs Mut.

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Mil gracias Tomàs:
Y sí, me parece que se me nota demasiado, que se me cae la baba por esa cordada.
Un fuerte abrazo,

Anónimo dijo...

Molt d´anys, Emilio.
Los que queremos a la montaña podemos valorar lo que te regaló la familia. Con lo que me cuesta sacar a mi mujer a algún paseíllo. Suerte que mis hijas vienen más "guerreras".
Lo dicho, felicidades y ojalá lleguemos a tus años, y como tu has llegado.
JORDI

Anónimo dijo...

Hola Emilio,
Qué afortunado eres!
Muchas Felicidades!
Diego Sans.

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Hola Jordi:
Pues sí, para un montañero como yo, fue un regalo muy apropiado, muy bien elegído, creo que el mejor que he recibido en 70 años.
Me parece que tus hijas te van a dar mucha guerra, estupendo.
Un fuerte abrazo,

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Hola Diego:
Mil gracias. Y sí, siempre me he considerado afortunado por tener una familia, como la que tengo. Todos sus miembros son unas personas maravillosas. Y al final, el afecto y la solidaridad de ellos, es lo más valioso que nos queda.
Un abrazo muy especial,